La era de los vikingos

La era de los vikingos empieza cuando a fines del siglo VIII se presentan en el mundo europeo cristianizado.
Durantes los siguientes trescientos años, los vikingos realizaron numerosas incursiones en el continente y las islas, ocupándose de intensificar el intercambio cultural y adoptando costumbres ajenas a su cultura.

Vikingos

Vikingos

Como sociedad jerarquizada, los vikingos siempre mantuvieron una clase nobiliaria de tipo modal, con inclinación hacia la guerra y la navegación.

En términos históricos, la época vikinga se inició en el año 793 cuando la flota noruega atacó al monasterio de Lindisfarne, en la costa este de Inglaterra. La incursión fue fulminante y el indefenso edificio resultó arrasado. Desde ese momento sus conflictos bélicos continuaron en Inglaterra, Alemania y Francia, lugares donde además se asentaron.

Las mujeres vikingas (y algunos hombres también) usaban aretes de bronce en donde se consagraba a Odín.

Las sepulturas vikingas locales no tenían nada que ver con las tradiciones de esa civilización. De manera lenta, la influencia del mundo cristiano se hizo presente ante los invasores de tal forma que trescientos años después quedaron transformados completamente.

El primer ataque vikingo fue absoluto ya que sus fuerzas eran realmente desproporcionales por ser colosales, sus guerreros eran completamente experimentados y los mojes nada pudieron hacer para frenar semejante agresión. La destrucción y el saque al lugar fueron completos y todos los religiosos terminaron muertos.

La visión vikinga de la vida sumaba un elenco de mitos que explicaban el origen y el fin del mundo, además de numerosas leyendas heroicas, entre las que se destacan la del guerrero Volund. Este guerrero fue capturado por un rey corrupto quien lo obligó a trabajar para él. Pero en determinado momento, cuenta la leyenda, Volund se revela, mata a los hijos de su carcelero y escapa, convirtiéndose en un pájaro.

Los barcos vikingos eran muy importantes en la sociedad vikinga, un ejemplo de ellos es el hecho de que los miembros de la nobleza eran enterrados en ellos. Los barcos vikingos por lo general eran construidos para circular por las costas o por los ríos.

Imagen de cascos vikingos


También te puede interesar...