Ramas pequeñas que dan la forma al árbol

El porte que tiene un árbol depende de la forma de sus ramas pequeñas, ya que estas se dividen en otras que a su vez se ramifican en ramitas. Todas las ramas pequeñas de un mismo tipo de árbol cuentan básicamente de la misma forma y disposición de sus brotes.

Ramas de árboles

Ramas de árboles

Los que saben mucho de árboles al mirar una rama chiquita de invierno pueden decir a qué tipo de árbol pertenece. Si bien nuestros ojos no están entrenados para este fin, es bueno que conozcamos un poco de ellas ya que a través de una rama tendremos la clave de la forma en que crece un árbol.

Durante la primavera y a medida que el tiempo se pone más caluroso, las yemas se abren y van creciendo las hojas. Lo que ya no es tan común es que las yemas empiecen a formarse durante la primavera. El interior de la yema, las hojas o los esbozos florales están muy plegados, con toda la predisposición para poder brotar al año siguiente.

La yema es la etapa de descanso de la mayoría de los árboles en las regiones templadas. El nuevo brote tierno sobrevive en el invierno, esto pasa ya que se encuentra protegido por las escamas de la yema. Los brotes del año siguiente están formados casi en su totalidad en el verano, aunque se vayan a abrir a los 9 meses. El brote que se encuentra al final de una rama pequeña crece con más fuerza que los otros brotes de hojas y de flor. Como las ramas chicas van creciendo hacia el exterior, la expansión del árbol aumenta de forma lenta.

La estructura de las ramas y ramitas de los árboles de hoja caduca se puede ver con más facilidad durante el invierno cuando no están tapadas por las hojas.
Las ramitas del roble común constituyen una especies de codos, este árbol cuenta con ramas bajas que se encuentran retorcidas y son macizas y una gran copa extendida.

El ciprés de pantano, por su parte, es una de las pocas confieras de hoja caduca. El tronco central llega hasta arriba y sus ramas densas son delicadas, las mismas crecen a lo largo del mismo hacia arriba.

El sauce blanco es un árbol alto, más bien sin uniforma demasiado regular. Las ramitas de menor tamaño crecen de manera muy densa y se tuercen hacia arriba.

Las ramas del laburno pueden ser dirigidas en forma de arco para constituir en verano una hermosa pérgola de ramos colgantes de flores amarillas. La pasionaria y la histeria también crecen de la misma forma.

El seto de espino blanco es una barrera muy eficaz. Durante el invierno estos setos deben ser cuidados, los brotes que van apareciendo son cuidadosamente cortados y se van entrelazando entre estacas que se colocan en el suelo.

Te podemos mencionar tres formas diferentes de implantación de yemas.
Las yemas del nogal, por ejemplo, crecen en forma aislada, en cada uno de los nudos se forma una yema en disposición alternada.
La lila, por su parte tiene sus yemas por pares que crecen en sentido opuesto entre sí.
Una catalpa tiene una triple formación con tres yemas en verticilo.

Si necesitas más datos acerca de los árboles podes recurrir a esta página o al libro “Los árboles” de Plaza y James.

Imagen de las ramas de los árboles.


También te puede interesar...

  • Pingback: Súper árboles para salvar al mundo()

  • Lulu

    En que lugar se encuentra ese árbol. La verdad es que esta muy padre y si esta en exibición para visitarlo.

  • Leticia del Pino

    Lulu, gracias por tu comentario
    Saludos
    Letty