Implantando memorias falsas

La posibilidad de implantar memorias falsas en las mentes de otras personas, manipulando su forma de reaccionar a partir de un recuerdo en particular que haya sido modificado maquiavélicamente. El hecho de crear una realidad alterna entre sus pensamientos, y que ésta sea el punto de partida para reestructurar su psique. Todo esto suena irreal, un extracto de alguna película de ciencia ficción, pero quizá en un futuro deje de serlo, más aún cuando se están realizando experimentos al respecto.

neuronas

El Instituto Tecnológico de Massachusetts descubrió hace unos años que la memoria es almacenada y distribuida de manera individual en las neuronas. Usando eso como base, han sido capaces de implantar una memoria falsa, productora de miedo, en el cerebro de un ratón de laboratorio.

El método que usaron los investigadores, y especialistas en neurociencia, consistió en identificar a las células cerebrales que estaban asociadas con alguna memoria en específico, y a partir de lo cual pudieron forzar y alterar la memoria almacenada, provocando que el ratón recordara algo que nunca había ocurrido.

La técnica que emplearon los científicos para realizar el experimento involucró principios de la ontogenética. Primero usaron un virus para infectar las neuronas del roedor, y de esa forma, hacerlas más susceptibles a la luz. Luego, a través de un ritmo y secuencias de luces controlados al milisegundo, usadas como mecanismo de activación, pudieron generar la memoria falsa.

Para poner a prueba el experimento, se ubicó al ratón en una cámara donde recibía descargas eléctricas desde el suelo, luego fue puesto en otra cámara similar, pero sin las descargas eléctricas de por medio. En ese momento, se le fue transmitida la memoria falsa al roedor, a través de una luz azul que tenía codificada la memoria. El resultado fue el ratón petrificado de miedo, asumiendo se encontraba en la cámara electrificada.


También te puede interesar...