Energía Solar

En este artículo te contaremos como se obtiene la energía solar, como aprovecharla, su funcionamiento y alguna que otra curiosidad.

Energia Solar

Energia Solar

El Sol se encuentra a casi 150 millones de kilómetros de la Tierra; distancia que su luz sólo tarda 8 minutos en recorrer.
El Sol está formado por dos gases: hidrógeno y helio. Es en el núcleo o centro del sol donde debido a inmensas temperaturas (16 millones de grados centígrados) y presión que el hidrógeno se transforma en helio.

Cuando los rayos del sol penetran en nuestra atmósfera, alrededor del 30% de su energía se refleja en el espacio y el 70% llega a la superficie de la Tierra en forma de luz y calor. La energía del Sol se produce día a día, existe siempre, es abundante e inagotable y por este motivo es considerada un tipo de energía renovable.

Desde hace muchísimos años los hombres usan la energía solar para secar carnes, frutos, para comunicarse y para hacer señales. Si bien es cierto que esta energía llega en cantidades superiores a lo que necesitamos, es muy difusa, por lo que resulta necesario concentrarla para poder usarla.

¿Cómo obtenemos la energía?
La podemos obtener usando la luz o el calor del sol. En el caso de la luz solar en electricidad se hace mediante la utilización de células fotovoltaicas. Las células fotovoltaicas son dispositivos electrónicos formados por silicio y otros materiales semiconductores.
La conductividad es la propiedad que tienen ciertos materiales de dejar pasar a través de su masa el calor o la electricidad.

¿Qué usos tiene la energía solar?
Las células fotovoltaicas pueden usarse para cubrir todas las necesidades de energía eléctrica sin que se necesite conexión a la red pública existente. Es así que se la emplea para generar energía para: bombeo, alumbrado, telefonía, refrigeración, transmisiones de radios sistemas de alarma, etc. Además es muy usada en embarcaciones pequeñas para poder generar electricidad necesaria para hacer funcionar todos los instrumentos como luces, radios, etc…

Como para producir energía se utiliza la luz del sol y no el calor no afecta mucho si el día está nublado, aunque es cierto que la producción es menor.

¿Cómo funciona?
La energía solar es captada por quipos que se llaman colectores, que la transforman en energía térmica que calienta un fluido gaseoso o líquido. Los colectores solares consisten en una placa metálica de color negro (para absorber mejor los rayos solares) por la que circula agua en caños o tubos, entres dos placas de vidrio con el suficiente aislamiento para que no haya pérdidas de calor. La radiación pasa a través de la tapa de vidrio y calienta la superficie metálica que a su vez calienta el agua que circula por los tubos. Luego se almacenan en tanques y de allí se la hace circular.
Los paneles se inclinan de tal manera que se produzca el mayor aprovechamiento de los rayos solares durante todo el día. Estos sistemas se pueden usar para generar energía y abastecer a poblaciones enteras de electricidad.

Existen centrales solares experimentales en varios países donde se aprovechan lugares de alta radiaron y temperatura durante el día y poco lluviosos, ya que cuanto más sol mejor. Si bien estas centrales no necesitan casi mantenimiento, ni supervisión por parte de personal calificado, ni repuestos lo que abarata sus costos, debe competir en rendimiento y en precio con los llamados sistemas convencionales (combustibles fósiles, energía nuclear) además de necesitar superficies grandes de terreno.

Fuente: Energia, un recurso para conocer y cuidar de Norma Cantoni

Imagen: atravesdevenezuela.com


También te puede interesar...

  • santiago

    definitivamente tuvimos muchas opciones y escogimos las peores..