Radio

Guglielmo Marconi fue quien creó la primera radio realizando experimentos en el desván de la casa paterna, ubicada en Italia (Bolonia). El se encontraba muy entusiasmado por el hecho de poder enviar mensajes a través del aire, sin darse cuenta creó un invento que permitiría comunicarse entre zonas alejadas y transformar el negocio del entretenimiento.
En esa oportunidad, como transmisor usó un generador eléctrico de chispa inventado por Hainrich Hertz. Las ondas de radio que este instrumento detectaba cumplían el rol de “cohesor”, ideal del francés Edouard Branly. Este cohesor era capaz de convertir ondas de radio en corriente eléctrica. Marconi fue quien hizo sonar un timbre eléctrico que era capaz de enviar señales de radio por la habitación, en el año 1894.
En el año 1902 se enviaron mensajes de radio a 4.800 Km. a través del Atlántico.

Chispa brillante
En el año 1888 Heinrich Hertz, físico de origen alemán, hizo saltar una chispa eléctrica entre un par de esferas metálicas, creando de esta manera una corriente en un cortocircuito cercano. Hertz estudiaba las ondas electromagnéticas, una clase de radiación que incluye luz visible, ondas de radio, rayos X, ondas infrarrojas y luz ultravioleta.

Calentándose
Los primeros radiorreceptores no eran sensitivos. En el año 1904 el ingles John Ambrose Fleming fue el primero en usar un diodo (un aparato con dos electrodos) como detector de las ondas de radio.
Este aparato era un tipo de válvula termoiónica. Los iodos convierten la corriente alterna en directa para así poder usarla en circuitos eléctricos.

Ondas portadores
Las válvulas termoiónicas llevaron al tríodo del año 1906, con un tercer electrodo, la rejilla entre el cátodo y el ánodo. Los triodos ayudaron a que los mensajes telefónicos y las señales de micrófono se pudieran amplificar. Estas señales se combinan con ondas de radios conocidas como portadoras para que puedan transmitirse a distancias más grandes.

Bigotes de gato
En la época que las estaciones comenzaron a transmitir (inicios de la década de 1920), los oyentes las sintonizaban con receptores de cristales de silicio compuestos de plomo y alambres delgados conocidos como “bigotes de gato”. Por ese entonces las señales eran débiles, por lo que era necesario utilizar audífonos, los que poseían un par de objetos que convertían la variante corriente eléctrica en ondas sonoras.

Por las ondas aéreas
Marconi creo la radio como primer sistema práctico de telegrafía inalámbrica, lo que ayudo a realizar una comunicación ininterrumpida por mar y tierra.

Sonidos pesados
Las válvulas y otros componentes de la radio necesitaban recibir corriente en forma directa. Hasta la década de 1940 la corriente directa era muy común. Los aparatos de las décadas de 1930 y 1940 agotaban baterías poderosas. Por lo tanto, un receptor de radio era grande y pesado. Un altavoz independiente se usaba con este modelo.

Palabra e imagen
En la década de 1920, las válvulas como los triodos eran muy importantes para las primeras trasmisiones de voz de Inglaterra a Australia (Marconi, 1924) sino para el desarrollo de las cámaras de televisión, los transmisores y los receptores.

La radio en todas las casas
En la década de 192, se habían fabricado transmisores y la radio llegaba a una multitud de hogares tanto en Europa como en Estados Unidos.

Más info: Nueva Enciclopedia Visual
Foto: Radio Antigua


También te puede interesar...