Ovocípedo

 

med_dali_ovicipede.jpg

Salvador Dalí fue el encargado de diseñar un medio de transporte que en su momento pretendía reemplazar al automóvil.

Salvador Dalí fue, sin lugar a dudas, uno de los genios que tuvimos en nuestra era. No se conformo solo en destacarse como un icono del Surrealismo (en la pintura y en el cine), sino que también se destaco como un excelente diseñador.

El ovocípedo fue un medio de trasporte creado por el, revolucionario en su época, pretendía reemplazar al automóvil.

El ovocípedo fue presentado en Paris en el año 1958.
Consistía en una esfera transparente que se trasladaba por medio de la tracción que se ejercía con las propias piernas de quien lo conducía.

Así, como si se tratase de un hámster su rueda, aunque con la ayuda de unas barras laterales para no perder el equilibrio, el piloto tenía la posibilidad de descansar sobre una silla si encontraba una pendiente en su camino.

El rumbo se timoneaba cambiando el peso a lo largo del eje en sentido de la vuelta y para ejercer la marcha atrás sólo debía invertir la posición.

El Ovocípedo nunca fue construido en serie, aunque Dalí afirmaba que su vehículo podía ser conducido tanto en tierra como en agua, hielo o nieve sin tener ningún problema.

El artista presentó su invento en sociedad cuando rodó por la avenida Champs Elysées de Paris en el año 1958. Un año más tarde en Nueva York, vestido con un traje dorado imitando la era espacial también lo probó en público.

Según sus palabras el Ovocípedo provenía de “las fantasías que provoca el paraíso intrauterino”.


También te puede interesar...