Mexicanos en la Colonización de Marte

Estados Unidos y México, han unido esfuerzos para realizar algunos ejercicios de experimentación, lo que podría ser la colonización del planeta Marte. Científicos de ambos países realizaron algunas pruebas en el Estado mexicano de Veracruz, las simulaciones en la montaña denominada “Pico de Orizaba”, para así recrear en el planeta rojo las condiciones necesarias para que pueda permanecer la vida como en la Tierra, esto con la finalidad de que en un futuro, el planeta Marte pueda ser colonizado. Investigadores del Instituto de Ciencias de la UNAM (Universidad Nacional Autónoma de México), aunados con el Tecnológico de California, algunos investigadores de la NASA y de la misma Universidad de Veracruz, llevaron a cabo el inicio de este proyecto que culminaría dentro de cien o quizá mil años.

Instituto de Ciencias de la UNAM

Instituto de Ciencias de la UNAM

 

El principal objetivo es hacer de Marte un territorio hospitalario para las especies terrestres, por ello, se inicio con estos experimentos que plantean la modificación de la atmosfera marciana, haciéndola con el paso de los años aceptable a los humanos. Lo principal es poder hacer que el aire de Marte pueda ser respirable, para esto se tienen que llevar tres diferentes etapas para lograr objetivos claros. En primer fase, se tiene que aumentar la temperatura de la superficie de aquel planeta, por eso se debe liberar algunos gases tipo invernadero en el planeta rojo, de esta forma se logrará atrapar la radiación necesaria para calentar el nombrado planeta rojo.

 En Marte el existe agua congelada en sus polos, debido a su frio natural, por lo cual se piensa que en cien años, la temperatura del experimento pueda derretir los gruesos témpanos de hielo, dando forma a océanos, mismos océanos que se cree ya existieron cuando Marte era joven, hace millones de años.

 Al conseguir la creación de mares líquidos y el calor necesario, se podrá iniciar la segunda fase, que consiste en liberar algunas bacterias para facilitar la fotosíntesis, y así crear el oxígeno, para después en la tercera fase realizar la forestación en suelo marciano.

 El plan inicia haciendo una prueba en territorio mexicano, de lo que serian sus tres fases y observar las reacciones, el lugar fue escogido porque cuenta con similitudes al suelo marciano. Los experimentos en el Pico de Orizaba están centrados en todo momento, en forzar la reproducción de flora en climas demasiado fríos.

Los especialistas creen que el uso del nitrógeno será decisivo en la última fase, pues las plantas colocadas lo necesitaran para subsistir, así que con la ayuda de las bacterias podrán asimilar los recursos que les favorecen.

Tal vez se requieran miles de años para lograr que el planeta Marte sea habitable para los humanos, pero los investigadores desean poner la primera piedra en la investigación y experimentación de su suelo, para comenzar con la vida vegetal en su suelo.

Sin embargo, estas experimentaciones no sólo servirán para Marte, ya que ayudaran en mucho para la reforestación forzada del mismo planeta Tierra que ha perdido demasiados árboles en los últimos años, contribuyendo con estos experimentos, a tener una esperanza para combatir el sobrecalentamiento global que hemos provocado.


Literatour

Mexicano con gusto por la escritura

También te puede interesar...