Curiosidades lingüísticas XXI – Insultos en Grecia

Buenas tardes a todos. Una semana más, con algún oasis ya pasado, volvemos a hablar de las Curiosidades Lingüísticas del jueves. Hoy traigo un tema curioso que no tiene que ver tanto con la lengua como con la comunicación, pero como la lingüística abarca todo lo referente al signo, a la comunicación y a todo lo relativo a ello, entra perfectamente dentro de la temática planteada desde un principio para esta sección de curiosidades.

El tema que traigo para esta semana, la número veintiuno ya, es sobre los insultos en Grecia. Habrá cantidad de insultos, como en todas partes, pero el que voy a comentar a continuación es el peor de los insultos que se le puedan dedicar a los griegos, y que, curiosamente, aquí, como en otras muchas partes del mundo, es lo más normal que nos podamos decir. Se trata de la comparación entre el saludo español o de otros lugares parecidos y el mismo gesto en Grecia. Al hablar del saludo español me estoy refiriendo únicamente al saludo que se hace con la mano, levantando la mano y agitándola en dirección a la persona que queremos saludar. Ese saludo, que aquí es tan natural, en Grecia lo ven como el peor insulto del mundo, y ahora explicaré por qué.

En la época de las herejías, cuando a las mujeres las juzgaban de brujas (una de las grandes tonterías, con perdón de la expresión, que ha hecho el hombre a lo largo de toda la historia, como tantas otras), en Grecia las ataban a un carro, de cara a la gente, y le daban un paseo mientras todo el mundo miraba e insultaba a la “bruja”. Pues bien, el gesto de la mano girando en dirección a la persona a la que vamos a saludar, en nuestra tierra, significa un simple saludo, cariñoso, amistoso, pero en Grecia es el peor de los insultos porque esas personas que miraban a la mujer que iba atada en el carro y la insultaban hacían lo siguiente: cogían entre sus manos excrementos y los untaban en la cara de la mujer, esparciéndolos de un modo maligno. Esta forma de esparcir los excrementos es la que identifican los griegos con el giro (involuntario, por supuesto) del saludo que hacemos nosotros en nuestra tierra. El insulto, por otra parte, de la mano cargada de excrementos iba acompañado por una palabra: “na”, que con el tiempo ha terminado por no decirse, quedando solamente el gesto físico.

Por eso, cuando vamos a Grecia y pretendemos parar un taxi, no podemos levantar la mano con la palma extendida mirando al conductor, porque es posible que se baje del taxi a pegarnos (como si aquí le hiciéramos un corte de mangas, por ejemplo), sino que hay que agitar la mano con la palma mirando al suelo, como si estuviésemos diciendo aquí que se agachase. Este consejo puede ser muy útil para los que quieran viajar a Grecia, pues se pueden buscar un problema si saludan a la española.

Pues hasta aquí la curiosidad lingüística de esta semana. Espero que les haya resultado interesante. Al fin y al cabo son referencias a la cultura de un país diferente al nuestro, que nunca está de más conocer. Pasen buena semana.


También te puede interesar...

  • Pingback: Primeros cientificos griegos()

  • Pingback: ¿Sabías que en Grecia… : Viajes Pasión()

  • Camila

    Hola! soy de Argentina y estoy estudiando la carrera de Letras Clásicas (Filología Griega y Latina). Me pareció muy interesante el blog como amante de la laingüística tanto castellana como clásica. Si te interesa podemos contactarnos para pasarnos curiosidades lingüísticas. Saludos!