Algunos métodos de ejecución

Se cree que alrededor de todo el mundo la cifra de personas que espera ser ejecutadas alcanza a las 27.500. Si bien la inyección letal es una de las formas más usadas, hay otros métodos que aun hoy se usan en los condados donde se permite la muerte.

Ahorcamiento

Ahorcamiento

Amnistía Internacional enuncio en diciembre del año pasado: “Que la resolución se aprobase en diciembre con un mayoría tan clara demuestra que la abolición mundial de la pena de muerte es posible”. Esto fue manifestado en la Asamblea General de las Naciones Unidas. En donde se votara a favor (por 104 votos frente a 54 y 29 abstenciones) de terminar con el uso de la pena de muerte.
Según datos de esta misma organización en el año pasado 1.252 personas fueron ejecutadas en 24 países y alrededor de 3.450 fueron condenadas al mismo final en 51 naciones.
Esto nos lleva a sumar alrededor de 27.500 almas que esperan ser ejecutadas. El 88 por ciento de las ejecuciones que se produjeron se llevaron a cabo en Arabia Saudi, China, Estados Unidos, Irán y Pakistán.

Se sabe que además de la inyección letal hay otros métodos que aun hoy son usados en los países en donde continua vigente la pena de muerte.

Ahorcamiento
Antes de ser ejecutado el condenado es pesado para así poder establecer la forma exacta de la ejecución y asegurarse así que su muerte sea rápida.
La ejecución es producida por dislocación de la vértebra cervical, por estrangulamiento o constricción de la traquea.

Fusilamientos
En general, la ejecución es llevada a cabo por un pelotón de varios hombres que se ponen frente a la persona a ser ejecutada y dispara.
Los condenados mueren, obviamente, por lesiones a sus órganos vitales.

Electrocución
La persona condenada es atada a una silla y se le ponen electrodos de cobre húmedos en su cabeza y en las piernas.
A través de ellas se producen fuertes descargadas de corriente eléctrica durante periodos cortos de tiempo.
Esta forma de ejecución provoca un efecto destructivo, dado que los órganos internos del cuerpo se van quemando.
La muerte en este caso es provocada por un paro cardiaco o parálisis respiratoria.

Ejecución por medio de gas
El condenado es atado a una silla en una cámara que se encuentra herméticamente cerrada. En esta cámara se empieza a liberar gas cianuro.
Generalmente, en estos casos la muerte pasa después de 6 u 8 minutos, también existe la posibilidad de que la ejecución dure más si el condenado aguanta su respiración.
Del lado exterior de la cámara un medico esta encargado de monitorear sus signos vitales y controlar el desarrollo de la ejecución que se realiza.

Decapitación
El método se trata de separar la cabeza del tronco a través de un golpe de sable. Si bien es cierto que la intención es que el filo del arma corte en forma rápida la medula espinal y así se provoque la inconciencia, en muchas ocasiones, es necesario dar varios golpes.
La duración de este método de ejecución dependerá entonces de la fuerza y de la destreza que tenga el verdugo.

Lapidación
Este método de ejecución se lleva a cabo cuando el condenados es enterrado hasta el cuello o atado de alguna manera.
Como las piedras que son arrojadas no siempre matan de forma inmediata a la persona, la lapidación suele producir una muerte muy lenta. Las causas de la muerte son las lesiones en el cerebro, asfixia o una combinación de diferentes lesiones.

Sabemos que hablar sobre pena de muerte es entrar en un terreno complicado. Por ese motivo aclaramos que este articulo no hace ningún juicio de valores, solo tiene la finalidad de informar los diferentes métodos de ejecución.

Imagen: Ahorcamiento


También te puede interesar...