Alejandría desde un principio, hasta los últimos hallazgos (Parte 1)

Alejandría fue, sin lugar a dudas, el punto de encuentro entre oriente y occidente, fue la capital del Mediterráneo. Ella se encargó de iluminar por medio de su faro y por su biblioteca a la cultura del mundo antiguo. En la actualidad se han realizado descubrimientos arqueológicos en donde se ve un pasado maravilloso debajo de las aguas del Puerto Magno.

Alejandría

Alejandría

En el suelo de la mezquita de Nabi Daniel, un equipo de arqueólogos que se encuentra a las órdenes de Ain Shams está buscando la tumba de Alejandro Magno. Por su parte, otro investigador y su equipo buscan el mismo objetivo pero en el cementerio latino. ¿Cuál de los dos equipos obtendrá la victoria? Eso solo se sabrá con el tiempo. El emplazamiento del sepulcro del fundador de Alejandría es un misterio de la arqueología.

La Alejandría cosmopolita de Durres y Cavafis ya no existe. En la actualidad es una ciudad en donde viven 6 millones de almas, todos egipcios.

Te contaremos un poco de como empezó la historia.

Alejandro Magno se encontraba en el siglo IV aC disputando con los persas la primacía mundial. Él necesitaba un lugar en donde poder poner la capital de su imperio y luego salir a conquistar Siria y Egipto. Ese lugar ideal se encontró al oeste del delta del Nilo. En ese lugar, y junto a un pueblo de pescadores (llamado Rakotis) mandó a construir la ciudad de Alejandría (en el año 332 aC). Ese sitio, que era un estrecho territorio entre el llano del Mediterráneo y el lago Mareotis contaba con un puerto marítimo y otro lacustre, mediante los cuales se accedían al interior de Egipto en un canal que unía el lago con el Nilo. Alejandro se fue a combatir y murió en Babilonia sin llegar a ver los resultados de su magnífica construcción, pero su cuerpo fue enterrado en ella. Alejandría paso a manos de Ptolomeo.

El arquitecto Dinocrates de Rodas diseñó la ciudad mediante un plan hipodámico. Sus calles estaban en ángulos rectos y una gran avenida de 5 km de largo y 30 metros de ancho (llamada la Vía Canopica) la recorría de este a oeste.

Sobre la isla o en un islote anexo, Postratos de Gnido levantó el conocido Faro, que fue totalmente revestido en mármol. El mismo media 134 metros de altura. El faro ardía de forma permanente y gracias a una gran lente tenia la posibilidad de ser visible a una distancia de un día de mar.

Cómo fue destruída la ciudad es un misterio. Se cree que en el siglo VIII un sismo derribó la parte más alta y en el siglo XIV se cayó todo el resto. Lo mismo sucede con su ubicación, que también es un misterio. Jean Yves Empereur piensa que los bloques de piedras que encontró oportunamente sumergidos son parte del Faro, mientras que Franck Godoy esta convencido de que los mismos fueron colocados después de su derrumbe para proteger la ciudad de las incursiones de los cruzados.

Durante la época Ptolemaica, Alejandro había relevado a Atenas en el liderazgo cultural de Occidente. Fue entonces donde Eratóstenes calculó el tamaño de la Tierra. Euclides creó su geometría y Galeano escribió su obra médica.

En unos días te terminamos de contar cómo continuó la historia de la misteriosa Alejandría y lo que significa en la actualidad.

Para más datos puedes leer la revista Muy Interesante Número 278.

Imagen: pixfans.com


También te puede interesar...