Las grandes naves espaciales que nunca existieron

A lo largo de nuestras vidas hemos tenido contacto en las diferentes series tanto televisivas, de la gran pantalla o del mundo mágico de los libros, con diversas naves espaciales que han tenido su notoriedad en las diferentes historias, por eso y para que no queden sólo en el recuerdo haremos un breve repaso, de las que para muchos, han sido las grandes naves espaciales que nunca existieron en la realidad pero sí en el mundo de las grandes y mágicas historias que a su manera también forman parte de nuestra existencia.

El Enterprise (NX-01): Comandada por el famoso capitán Jonathan Archer fue la primera nave de la serie Star Trek.  Fue una nave de exploración de largo alcance, la primera en su clase (NX) y alcanzaba una velocidad máxima teórica de 5 Warps en la Flota Estelar. Contaba con torpedos photón y espaciales, cañones phaser y una cámara teletransportadora.

El Nautilus: Es el inigualable y mágico submarino inventado por Julio Verne en su novela “Veinte mil leguas de viaje submarino y la Isla misteriosa”. Fue comandada por el Capitán Nemo – antiguo príncipe e ingeniero hindú- y cuenta la historia que la nave fue diseñada en muchas partes del mundo pero terminada en Vulcania, -una isla secreta- para no levantar sospecha alguna de su realización. Estaba básicamente construida por dos grandes cascos separados entre sí por compartimientos de lastre. Su velocidad máxima alcanzaba los 50 nudos o lo que es lo mismo, 92,5 km/h. Estaba capacitado para bajar a profundidades superiores a 3 km y su desplazamiento variaba, 1356,48 toneladas en la superficie y 1507 sumergido.

La Planet Express: De la serie de Futurama es una nave espacial de mensajería interplanetaria capaz de llegar al extremo mismo del espacio. En la misma trabajan los personajes de la innovadora serie antes mencionada.

La Estrella de la muerte: De la por todos conocida serie de Star Wars es una mega estación diseñada por los sabios ingenieros de la Confederación de Sistemas independientes en Geonosis por órdenes del Conde Dooku. Debido a su extrema complejidad y por problemas internos tardó 20 años en construirse. Era una esfera gris de titanio, de 120 km de diámetro y constaba de un cañón hiperlaser con un poderoso disparo. Varios mundos fueron derrocados gracias a esta poderosa nave espacial.

El Nostromo: Es la nave spacial U.S.C.S.S. Era mediana y servía fundamentalmente para el transporte de buques, refinerías, contenedores, entre otras tantas cosas. Pero no era un remolcador espacial común y corriente sino que tenía la capacidad de de embalsamarse a cualquier tipo de anclaje con modificaciones menores a lo sumo. En la historia Nostromo viaja desde el planeta Thedus a la Tierra con un enorme remolque repleto de minerales para su procesamiento en nuestro planeta.

Kligon Bortas: La conocemos por Star Treck. Junto con otras dos naves más apoyó a la nave estelar de la Federación Uss Enterprise-D en la entrada a zona neutral. Es la ave presa más conocida y representativa de la Fuerza de Defensa Klingon (F.D.K). Tiene una longitud de 122,91 metros y 32,47 metros de ancho, capacidad para 12 tripulantes, velocidad máxima de 9,5 Warp, un tubo lanzatorpedos  y dos pesados cañones.

Galería de imágenes:

Fuente de la información: Revista Tecno

Fuente de las imágenes:


También te puede interesar...